PlagiocefaliaPlagiocefalia

 

A mi bebé me lo robó ilegalmente el Servicio de Protección de Menores de Murcia (sin cumplir lo legislado en el Art.t.172 de la Ley Civil y basándose en una Resolución dolosa y con presunta prevaricación) . Lo internaron un llamado “Hogar de Infancia” de monjas “Hijas de la Caridad” de Cartagena  (concertadas con el ISSORM que tiene como fin esencial, la realización de programas para discapacitados sin ser mi hijo un bebé discapacitado).

Antes de entrar en este orfanato subvencionado con dinero público mi hijo estaba en un perfecto estado de salud ya que así lo demuestran los certificados médicos de las visitas al médico de las que me preocupé antes de que naciera hasta los dos meses en que me quitaron la tutela ilegalmente.

En el orfanato ha contraído la enfermedad de plagiocefalia, además de pérdida de balbuceo y otras anormalidades psicofísicas propias de los niños que se crían en orfanatos, sin los cuidados que requieren, sin la actividad que necesitan, pasándose los primeros meses con la única vista la pared blanca del techo que le priva de todo estímulo.

Según los fiables estudios realizados, sobre todo en Alemania, la vida en el orfanato para los bebés es absolutamente negativa tanto para su desarrollo psíquico, físico, emocional y social.


Es de gran importancia la plagiocefalia ya que si el niño no recibe los cuidados y estímulos necesarios (tan común en los orfanatos por la escasez de personal, por el síndrome del cuidador, etc)

La plagiocefalia ( al tener procedencia en el cerebro) tiene repercusión en el desarrollo de la inteligencia del niño, sin serlo de nacimiento puede llegar a ser un niño retrasado.

La malformación asimétrica de la plagiocefalia se desarrollará si no se cambia al bebé de postura varias veces al día…es lo que le ha pasado a mi hijo desde que ingresó en el hospicio de monjas de Cartagena ya que no recibió la atención que le es necesaria a todo bebé.

Cuando detecté la enfermedad de plagiocefalia en mi hijo, por burofax y personalmente solicité información sobre la misma. Lo se me ha facilitado información alguna, antes al contrario, la Superiora de las monjas  Sor Francisca me dijo que si ponía “pegas” me quitaba las visitas a mi hijo, ya que la tutela la tenían ellos y no yo.

No me han facilitado ninguna información sobre esta enfermedad de mi hijo por lo que están incumpliendo el Art 22 de la Ley Orgánica 1/1996 de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

 

Además de la plagiocefalia he encontrado en en mi hijo un retraso en la adquisición del balbuceo, tan importante para la evolución del lenguaje, irratibilidad …etc…propio del estado de enclaustramiento en el que está pasando el período de su vida tan importante para su desarrollo como es el primer año de vida del niño.


Una gran tristeza. Una gran desgracia. Una gran injusticia.

Y lo peor de todo es que el Servicio de Protección(?) de Menores dice hacerlo por el bien superior del niño.

Y lo peor de todo es que las monjas que tienen encerrado al niño dicen hacerlo por caridad.

Esta entrada fue publicada en Denuncias, Orfanatos, Otras instancias, Problemas comunes en orfanatos, Servicios de Protección del Menor. Guarda el enlace permanente.